CLÁUSULAS SUELO

Posted on Posted in Noticias Procer

LAS CLÁUSULAS SUELO EN 2017. CONSUMIDORES Y USUARIOS TRÁS LA SENTENCIA DEL TJUE DEL 16 DE DICIEMBRE DE 2016

¿Tiene Ud. un crédito hipotecario? ¿Cómo puede conocer que existe una cláusula suelo en el mismo? ¿Le corresponde indemnización? En PROCER Abogados le ayudamos a recuperar su dinero.

Son innumerables las personas que se han visto afectadas por una de las denominadas cláusula suelo. Estas son unas disposiciones en el contrato de crédito hipotecario que Ud. firmó con su entidad bancaria al adquirir su vivienda con hipoteca y funcionan como un tope mínimo, que las personas, los prestatarios hipotecantes, se ven obligados a pagar sin importar que el interés variable pactado sea inferior.

¿Cómo funciona la cláusula suelo?

Cuando se pacta el crédito hipotecario, la devolución del préstamo conlleva el pago de intereses. Los intereses podrían pactarse de carácter fijo, pero las entidades bancarias introducen en sus contratos intereses de tipo variable. Esto significa que la devolución del préstamo variará en relación con la variación del interés variable: si este sube, su cuota de hipoteca se verá aumentada al haber un incremento en los intereses a pagar. Los créditos hipotecarios se han configurado con respecto del conocido interés de tipo variable EURIBOR. Este es un tipo de interés se basa en la media de los porcentajes de interés medio de los bancos de la Eurozona.

Las entidades bancarias normalmente establecieron en su hipoteca que se devolvería el préstamo más los intereses calculados conforme al EURIBOR más, probablemente, un porcentaje extra (ejemplo, EURIBOR más 1%).

El EURIBOR en el año 2006 se establecía en una media del 3%. Sin embargo en el primer trimestre de 2009 se produce un desplome que situaría al EURIBOR en niveles bajísimos, en porcentajes históricamente inigualables.

Esto debería suponer que el prestatario hipotecante, usted, no tendría que apenas pagar intereses, habiéndose beneficiado de la drástica bajada del EURIBOR sobre el cual se pactó el pago de intereses. No obstante, muchos prestatarios se dieron cuenta que sus cuotas no bajaban en proporción al tipo de interés: las cláusulas suelo eran el impedimento a este beneficio.

Ésta cláusula funciona como una limitación a la mínima, de ahí su denominación “suelo” (también existen clausulas “techo” a favor del prestatario). Esta se ha insertado en la gran mayoría de contratos de préstamos hipotecarios por prácticamente todas las entidades bancarias.

Por ejemplo, si Ud. tiene cláusula suelo en su préstamo hipotecario esta puede establecer el común porcentaje de interés mínimo del 3.5%. El desplome del EURIBOR no le beneficiaria, porque en vez de pagar conforme a éste -un 0.01%-, gracias a la cláusula suelo, se cobrará en todo caso el 3.5% de interés.

Las clausulas suelo fueron declaradas ilegales. ¿Cómo me ha afectado?

La ilegalidad de la cláusula suelo significa que ésta no debe existir en su contrato. Por tanto, se debería haber pagado conforme al EURIBOR y no conforme al porcentaje mínimo establecido en la cláusula suelo. Implica que desde el valor del EURIBOR hasta el porcentaje establecido por la cláusula, esta diferencia ha sido ilegítimamente cobrada y debe ser devuelta. Para ilustrar la magnitud de lo que puede suponer esto, en una hipoteca media de 120.000€ a 15 años puede suponer 4.000 – 5.000 € cobrados de más.

¿Por qué ahora están dando tanto que hablar estás cláusulas?

Probablemente haya escuchado mucho sobre las cláusulas suelo en los medios últimamente. Las cláusulas suelo han estado en el punto de mira en los últimos años, ya que a pesar de haberse reconocido su nulidad por contradecir la normativa de consumidores y usuarios la regla general, antes de 2013, era la no devolución de cuantía alguna.

Esto hizo que los abogados lucháramos en los tribunales contra las entidades bancarias buscando la devolución derivada de la nulidad de la cláusula suelo y no la mera declaración de nulidad. Esta disputa jurídica fue resuelta por el Tribunal Supremo español, que en fecha 9 de mayo de 2013 dicta sentencia en la que se declara la nulidad de las cláusulas suelo por falta de información a los consumidores y desproporcionalidad entre las partes. No obstante, la polémica estaría servida ya que el Tribunal Supremo optó por una solución que no nos parecía legal a los ojos de muchos. El Supremo efectivamente declaró la nulidad y la devolución del dinero cobrado de más, pero solo desde la fecha de la referida sentencia. Significaba, que si Ud. tenía un préstamo hipotecario con fecha anterior a la sentencia –mayo de 2013- , todo lo anterior no podría, injustamente, ser reclamado.

La reciente Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea ¿cómo me beneficia?

Los juristas y abogados que creyeron que el Tribunal supremo se excedió estableciendo un límite temporal a la nulidad, en vez de la nulidad “ex tunc” que conlleva la retroacción de efectos originados desde la inclusión de la cláusula en el contrato de préstamo hipotecario, plantearon la cuestión al Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Este tiene la facultad de decidir si una decisión es acorde o no a derecho comunitario de la UE.

El Tribunal Europeo se ha pronunciado recientemente en su Sentencia de 21 de diciembre de 2016, dando un varapalo a nuestro Tribunal Supremo, decretando la retroactividad de las cláusulas suelo ya que, acorde al derecho comunitario, estas son nulas desde que fueron incorporadas al contrato.

Está claro que la decisión de nuestro Tribunal Supremo tenía fundamentos políticos, para evitar el desembolso estimado de 4.000-7.000 millones de euros de la banca española. No obstante este ha sido dinero obtenido infringiendo sus derechos como consumidor y es menester apreciar la sentencia del tribunal Europeo a favor y beneficio del consumidor de préstamos hipotecarios.

Esto quiere decir que hasta diciembre de 2016, solo se podría pedir los intereses cobrados de más desde 2008, pero a partir de ahora, aquellos préstamos hipotecarios anteriores podrán solicitar la totalidad, beneficiando sin duda a las hipotecas más longevas y antiguas.

¿Cómo hago para reclamar lo que he pagado de más durante estos años?

No dude en contactar con nuestro equipo jurídico y pasarse por nuestro despacho, donde haremos un estudio gratuito de su escritura de hipoteca. Le podremos decir en el momento la existencia de la cláusula y un cálculo aproximado de la devolución que podría obtener.

Nos encargaremos de todo, para que haga valer sus derechos legítimos y recobre su dinero. Hablaremos con su entidad bancaria para intentar pactar una devolución en vía extrajudicial y en caso de que no sea fructífera, nos encargaremos de demandar a su entidad bancaria ejercitando sus derechos para reclamar lo pagado de más y que pueda empezar a pagar cuotas más bajas correspondientes con el EURIBOR.

Nosotros ganamos si Ud. gana, y haremos lo posible por ganar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *