sexting-procer-abogados-malaga-telefonos-moviles-juntos

¿Sabemos qué es el sexting?

Posted on Posted in Noticias Procer

El uso de las “nuevas” tecnologías, dentro de la novedad de lo cotidiano, ha cambiado en gran parte la labor del legislador y el prisma con el que realiza el estudio de la actuación ciudadana y su influencia y confrontación con los derechos y bienes jurídicos protegidos de sus semejantes.

Es por ello, por la nueva visión y por la preocupación del poder legislativo ante nuevas realidades, que exista paulatinamente una mayor regulación y especialización dentro del sector jurídico en abarcar e introducirse en el sector tecnológico e informático para poder descubrir, comprender y analizar cómo afecta al ordenamiento jurídico y a las vidas de los ciudadanos.

El sexting es abordado y definido como la difusión de imágenes íntimas obtenidas con consentimiento de la víctima, pero sin autorización para su difusión. Es una práctica social consistente en la publicación de contenido audiovisual de carácter sexual (grabación de relaciones, exhibición de partes íntimas, desnudos, poses eróticas, etc) producidos por el propio remitente a través de diferentes medios o dispositivos tecnológicos.

Regulación

Tras la modificación del Código Penal en el año 2015, se vieron introducidas conductas atípicas provenientes de la incidencia que tenían la actuación ilegal de determinados comportamientos por medio del uso de dispositivos tecnológicos.

El sexting, se recoge en nuestro Código Penal en su artículo 197.7 del Código Penal, concretando el tipo y su autoría con: “el que, sin autorización de la persona afectada, difunda, revele o ceda a terceros imágenes o grabaciones audiovisuales de aquélla que hubiera obtenido con su anuencia en un domicilio o en cualquier otro lugar fuera del alcance de la mirada de terceros, cuando la divulgación menoscabe gravemente la intimidad personal de esa persona.”

Problemática y casuística

La motivación de la difusión de imágenes o cualquier tipo de contenido audiovisual de carácter sexual propio reside en la búsqueda de agradar, complacer, tentar o atraer a la pareja o persona de su gusto para poder despertar una atracción en la misma.

Sin embargo, éste envío de carácter íntimo entre dos o más personas que consienten en una transmisión y/o intercambio de datos privados puede ser perjudicial para sus derechos e intereses de los intervinientes, dada la posible vulneración de éstos y la recepción por parte de terceros, terceros no autorizados a la visualización de ese contenido sexual, perdiendo el control con una difusión desautorizada.

Las redes, los móviles, el acceso a toda la información de forma instantánea, unida a la poca reflexión y responsabilidad de los actos propios, a la falsa creencia de la máscara anónima, y a la poca autoestima de la generalidad hace que esta práctica cada vez más extendida tenga mayor cabida en las salas de vistas de los juzgados de nuestras ciudades y afecte a cada vez un mayor número de personas de todas las edades.

Puede ponerse en contacto con PROCER Abogados y Asesores para abordar sus preocupaciones y proteger su intimidad frente a una difusión no autorizada de sus datos más privados, a través del email info@procerabogados.com o bien llamando al 95.148.87.86

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *