conflicto-societario-procer-abogados-malaga

Cuando un divorcio se convierte en un conflicto societario

Posted on Posted in Noticias Procer

Obligaciones societarias

Durante la vida de una sociedad de capital, son múltiples las obligaciones que deben cumplirse para llevar de forma ordenada la administración de la misma.

En determinados casos como el de las sociedades creadas para explotar negocios familiares, determinadas obligaciones no se cumplen con el rigor debido, confiando en que dado que las actividades se desarrollan en el seno de un matrimonio o familia, cuando sea necesario celebrar una junta, firmar actas o presentar cuentas, habrá colaboración por parte de todos.

Divorcio y conflictos familiares

Por desgracia, cuando aparecen los conflictos familiares, estos afectan irremediablemente a la sociedad que regía dichos negocios, como es el caso típico de un matrimonio que se divorcia y había creado una sociedad desde la que se administraban sus negocios.

Llegado el caso, no hemos de perder de vista que nos encontramos ante dos problemas, uno de carácter estrictamente civil como es el divorcio y otro de tipo societario en el que determinadas irregularidades pueden conllevar responsabilidades.

Aspectos relevantes

Para la resolución del conflicto, será imprescindible analizar que cuota de participación tiene cada uno de los cónyuges y si desempeñan cargo orgánico en la sociedad.

Un caso frecuente es el de una sociedad cuyo capital social está dividido al 50% entre cada uno de los cónyuges, siendo muy probable que nos encontremos ante una causa de disolución por paralización de los órganos societarios del artículo 363.1 d) de la Ley de Sociedades de Capital.

Aunque ambos conflictos son paralelos y están íntimamente relacionados, hemos de diferenciarlos, rigiéndonos en el asunto societario estrictamente por los estatutos de la sociedad, la Ley de Sociedades de Capital y la jurisprudencia aplicable.

En este sentido, no podemos olvidar que la buena fe será tenida en cuenta a la hora de cómo proceder en casos tales como la  convocatoria de la junta, pues aunque debe cumplirse la normativa, la utilización estricta de la misma en contra del funcionamiento que venía siendo el usual dentro de la sociedad, puede considerarse como un comportamiento contrario a una conducta diligente, siendo abusivo y no razonable.

Asesoramiento profesional

Por ello recomendamos que en caso de verse implicado en una situación como la descrita, cuente con el asesoramiento de un despacho multidisciplinar como es PROCER Abogados y Asesores. Una única estrategia dirigida por abogados especializados en cada una de las materias, le acercará a su objetivo.

Santos Agrela Páez
Socio y Abogado del áera Mercantil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *