El papel del parte “amistoso” en los accidentes de tráfico

Posted on Posted in Noticias Procer

 ¿Cuál es la función del parte amistoso de accidente? ¿el hecho de que exista parte amistoso reconociendo la culpa nos garantiza la reparación de los daños? incluso, ¿tiene relevancia que no lo hayamos rellenado o que se halla rellenado incorrectamente?

Es sistema de seguros a terceros obligatorio.

El sistema de seguros obligatorio en los vehículos de motor que circulan es sencillo: protege a los terceros por considerarse de la conducción una actividad de riesgo o al menos, potencialmente capaz de ocasionar muchos daños.

De hecho, la anécdota histórica, cuenta que la cobertura máxima de la responsabilidad del seguro – 85  millones de euros, como el daño máximo que compensará la compañía para los daños físicos y materiales según el artículo 4 del RDL 8/2004 – fue tomada en cogiendo como ejemplo el accidente de tráfico con más daños de la historia –sí, de un accidente de coche, 85 millones de euros en daños-.

La Ley quiere salvaguardar con un sistema de compensaciones obligatorias a través de compañías de seguros, para que todos nosotros tengamos resarcidos los daños que los demás nos produzcan. Estamos obligados de cierta manera a realizar esta actividad con riesgo, pero si minimizan al máximo, al menos, con compensaciones.

Si aquel que ocasiona un daño, no tiene seguro, aparte de enfrentarse con sanciones, deberá responder personalmente. Pero para no dejar el daño sin compensar, existe una entidad pública que se hará cargo: El consorcio de seguros.

La oponibilidad de las compañías de seguros.

La idea es  que los seguros compensan los daños que ocasionamos a terceros como fruto de la conducción. De ahí que hallan excluidos de compensación, daños que por ley se entienden como no originarios de la conducción.

Es lo que se llama la oponibilidad de la compañía aseguradora. Recordemos que estamos ante los daños a terceros, por lo tanto, un caballo de batalla típico es determinar en el accidente, quien es el responsable.

La oponibilidad a pagar por los daños también podrá establecerse porque la compañía no aseguró a quien ocasiono el daño (de ahí que no sea buena idea conducir coches de terceras personas habitualmente)

También cuando la culpa es exclusiva o aunque no lo sea, pudo haber intervenido. Aquí diremos que es mala idea ocultar datos a la aseguradora. Y por no hablar de posicionarse en una situación de ebriedad, ya que la aseguradora va oponerse a pagar los daños que ocasionemos a terceros.

El parte amistoso y la oponibilidad.

La existencia de una parte no quita la posibilidad de que la compañía se oponga. Que la compañía pruebe o demuestre que no debe pagar. No importa que se reconozca que se ha producido el daño por quien lo produce, si la compañía considera que la culpa ha sido del tercero.

El parte amistoso y su verdadera función.

El parte amistoso esta normalmente rodeado de formalismos. No son pocas las personas que piensan que de no existir o no entregado en plazo no pueden reclamar. La misma ley nos dice que los mismos son para agilizar las indemnizaciones en el ámbito de los daños.

Mostrar la culpabilidad en un parte no implica que nuestra compañía vaya sin más a pagar al tercero dañado, o viceversa. Se descartaran fraudes entre otros, o se podrá la compañía oponer. El accidente amistoso puede acabar en un procedimiento judicial en el que se personará la compañía de seguros y la persona dañada a través de su abogado.

El parte puede ser muy útil, por un único motivo: conocer los datos del vehículo, persona y póliza de seguro del otro involucrado.  Además, algunas veces, la descripción o el croquis pueden ser prueba o indicio sobre lo que ocurrió. No obstante, no más prueba que testificar y si menos que el atestado policial.

Carlos J. Elena Morales
Socio del despacho
Dpto. Penal