El nuevo golpe a la banca española. La devolución de los impuestos.

Posted on Posted in Noticias Procer

Ayer día 18 de octubre nuestro Tribunal Supremo, en su Sala Contencioso Administrativa publicó la Sentencia 1505/2018 de 16 de octubre. En ella se cambia criterio sobre quién es el Sujeto Pasivo del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados.

¿Qué es el impuesto de Actos Jurídicos Documentados?

Es un impuesto de carácter autonómico que grava la utilización de la escritura pública como medio para constatar una operación jurídica, en este caso en su modelo de Documentos Notariales, por ser necesario que haya una escritura pública ante Notario donde figure el préstamo hipotecario.

Su importe es de entre un 0.5% para los bonificados hasta un 1.5% en Andalucía. La base de cálculo sobre este impuesto es la cantidad del préstamo hipotecario y esto ha sido obligatorio de pago por todos aquellos que han contratado una hipoteca.

La devolución de los gastos de constitución de las hipotecas.

Cuando firmamos nuestras escrituras de hipoteca, en la adquisición de nuestra casa fueron muchísimos los gastos. Algo de lo que no muchos eran ni siquiera conscientes, ayudado por la práctica común de un incremento en la cantidad del préstamo para precisamente hacerse frente a todos los gastos: notaría, registro, gestoría, tasación, certificados, impuestos..

Los bancos incluían cláusulas del estilo: “todos los gastos serán abonados por la parte prestataria”, siendo esto declarado desde hace años como una cláusula abusiva por no ser negociada con una parte que es consumidora.

Los jueces de distintos lugares de España han ido perfilando que gastos realmente eran impuestos a la parte prestataria consumidora o que otros no podían ser considerados impuestos porque realmente, por imposición legal eran efectivamente de ser abonados por el consumidor.

El sujeto pasivo del impuesto.

¿Quién debe pagar el impuesto? Pues este es el objeto de discusión que la nueva Sentencia discute. La Ley que regula este impuesto establecía quien debería pagarlo, pero dejaba margen de interpretación. Abogados como nosotros habíamos ya planteado esto años atrás y habíamos peleado por una interpretación diferente.

Las Leyes se suelen desarrollar por Reglamentos. Estos, son normativa que especifican la Ley pero sin salirse de lo que la Ley, que dimana del Parlamento y de la voluntad del pueblo, establece. En este caso el Reglamente de desarrollo lo decía claro: el sujeto pasivo es el prestatario, el banco no debe abonarlo.

Nuestra  Tribunal Supremo, en su sala de lo Civil ya había originariamente dicho que la banca “no pedía quedar al margen de los tributos” pero pronto salieron voces diciendo que no incumbe a esta sala decir lo que a la Sala Contencioso Administrativa corresponde.

Existía un principio de reserva de Ley para la determinación de los sujetos pasivos de los impuestos y el Reglamento, de rango menor, parecía que no cumplía con este requisito. Lo que esta Sentencia realiza es afirmar que este Reglamente, por mucho que diga que el sujeto pasivo es el prestatario, no es la norma adecuada. Y si nos fijamos en la Ley, resulta que la cosa cambia.

Consecuencia y posibilidades de reclamación.

La consecuencia es que con este cambio de criterio jurisprudencial los jueces inferiores no podrían dictaminar Sentencias contradiciendo este criterio sin el riesgo de que en caso de recurso un Sentencia posterior revocara la Sentencia de Instancia.

Por ello parece ser que los perjudicados por este tipo de pago podrán reclamar lo que pagaron en su día. Diversas son las opciones en las que nos podemos encontrar ahora mismo, y diversas las maneras para reclamar:

1/ Ud. nunca ha reclamado. Sin duda ahora no solo podrá pedir los otros gastos relativos a notaría o Registro de la Propiedad sino que podrá pedir este nuevo concepto, aumentando las cantidades a reclamar.

2/ Ud. ya ha iniciado un procedimiento judicial para reclamar, pero aún no tiene Sentencia. En este caso, también existen posibilidades de que Ud. añada a sus pretensiones la cantidad extra que se le debe.

3/ Ud. ya ha tenido una Sentencia y le han pagado los gastos. Aquí la reclamación extra se complicaría. Nos podemos encontrar  con un caso de cosa juzgada, que significa que en caso de volver a dilucidar sobre la ilegalidad de la cláusula el banco demandado argumentará que la cuestión ya fue discutida y ya hubo un pronunciamiento judicial.

En este último supuesto, no obstante, si cabría si es de una hipoteca anterior de no más de 4 años desde su liquidación, pedir al organismo tributario la devolución por cobro indebido (al haberle cobrado a la persona que se entiende a partir de esta Sentencia que no es el sujeto pasivo del impuesto)

Sin duda es una buena noticia para los consumidores que pidieron su préstamo hipotecario y asumieron todos los gastos de la constitución de hipoteca, posibilitando, dependiendo del caso formas de reclamación por estos importes que oscilan entre el 0.5% y 1.5% del capital de su préstamo hipotecario.

Alejandro Marín Melgar
Socio del despacho

Desde PROCER Abogados y Asesores, le aconsejaremos que es lo más adecuado en su caso para obtener el resultado que busca.